domingo

Buenas noches

Hacía días que esperaba esta fiesta. No es que estuviera ansioso por que llegara, sino que Xavi hacía días que me hablaba de ella, le encantan estas fiestas: chiquillas góticas y música poco heterosexual.
Así que llamé a Carlos, pero como es todo un vago y un capullo me dijo que no quería venir por que estaba cansado, aunque el día anterior yo ya le había advertido que se reservara para fiesta.
Estuve durmiendo desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde, pero me despertó el móvil. Era Jordi, que se apuntaba la marcha. Vaya puntazo.
Fuimos primero a un bar y nos emborrachamos al quinito.
Después, bastante borrachos, fuimos a la discoteca gótica. Allí empezamos a intentar ligar con lindas chiquillas, pero resulta que somos más torpes y menos guapos de lo que creemos. Suerte que la tengo grande, no como Xavi, que no tiene nada que ofrecer a una chica decente para conquistarla.
Sinceramente, no puedo explicar mucho más sin entrar en detalles escabrosos, así que dejaré que vuestra psicótica imaginación haga el resto.
Como resumen: fue divertido, sexualmente negativo y alcoholicámente "mejor-no-preguntes".

5 comentarios:

el empalador negro dijo...

una preguntilla...que significa "quinito"??

Silvia dijo...

A pesar de tenerla grande, fue sexualmente negativo?? Y entonces, que pasó??

Bss.

Schaduwplek dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Quinito (aunque nosotros jugábamos a una versión más simplificada)
Silvia, te remito a la siguiente frase del texto: "Sinceramente, no puedo explicar mucho más sin entrar en detalles escabrosos, así que dejaré que vuestra psicótica imaginación haga el resto."

Silvia dijo...

Entonces es culpa tuya que ponga a funcionar a mi psicótica imaginación.

Bss.

Dieguito Brigante dijo...

A mi me pasa siempre que salgo de fiesta, lo único que ligo es ron con coca cola.

Yo tambien la tengo grande... te refieres a la imaginación no?